Adoración Martín: “A los ganaderos nos tienen como cromos que intercambiar a su antojo”

22/03/2021
Cristina Hontanilla, responsable de comunicación y marketing digital
no hay comentarios

Hace unos días, la Responsable del sector vacuno de leche a nivel nacional en la Unión de Uniones y en la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) Adoración Martín García habló con ESKARIAM en una entrevista sobre el Cártel de la Leche. Adoración es titular de una explotación en Nava de Arévalo desde hace casi cuatro décadas junto a su marido, y es una de las ganaderas de producción de leche que, desde su posición en UCCL, más está apoyando a los ganaderos afectados por el cártel de la leche confirmado por la CNMC en julio de 2019, cuando dos asociaciones de empresas lácteas (AELGA y GIL), y las principales industrias lácteas que operan en España (PASCUAL, CAPSA que actúa bajo la marca CENTRAL LECHERA ASTURIANA, DANONE, PULEVA, LACTALIS, y, NESTLÉ, entre otras), fueron sancionadas por prácticas anticompetitivas entre 2000 y 2013.

En esta segunda entrevista, Adoración Martín continúa explicando cómo se encuentra el sector ganadero, la situación en declive que viven los ganaderos desde hace años y cómo vislumbra el futuro.  

El sector de la ganadería de leche ha cambiado mucho en los últimos años. Desde tu punto de vista, ¿cómo ha evolucionado en los últimos 20 años?

El sector ganadero no ha ido a mejor desde que en 1985 España se incorporase al mercado único de la Unión Europea y se implantase el sistema de cuotas lácteas a nivel europeo, vigente hasta 2015. A partir de ese momento, se produce un hundimiento generalizado de los precios en toda Europa, pero mucho más en España, y es la industria láctea quien comienza a regular al sector ganadero productor de leche. Sinceramente estábamos mejor cuando nos regulaba la administración.

La industria láctea decide qué ganadero puede o no crecer, a qué precio se paga la leche y cuántos litros puede o no producir un ganadero en su explotación.

¿Qué ocurre en el caso de que una industria láctea no recoja la leche producida por los ganaderos?

Ese es uno de los grandes problemas que tenemos los ganaderos. Si en 48 horas no nos han recogido la leche con el tanque de frío, la tenemos que tirar. No podemos quedarnos con nuestro producto como si fueran patatas durante unos meses. La industria láctea sabe esto y juega con ello, amenazándonos con no recogernos la leche si no firmamos los contratos que ellos nos imponen, al precio que nos imponen, cuando a ellos mejor les viene firmarlos.

Img 20210303 140153
Adoración Martín en su ganadería

A veces ha tenido que mediar la administración porque han tirado de la cuerda más de la cuenta, aguantando hasta el final para no recoger la leche y presionar al ganadero. Pero tengo que decir que casi nunca se ha quedado ni un litro de leche sin recoger de ningún ganadero ni se ha tenido que tirar la leche porque siempre se ha encontrado una solución y una salido a tiempo por todas las partes.

La amenaza ahí queda.

¿Qué posibilidades tiene un ganadero de cambiar de industria láctea para que le compre la leche?

Ninguno, entre ellas se piden permiso, y según les convenga a ellas, así nos dicen. Pero las posibilidades son mínimas, al igual que de negociar esos contratos por nuestra parte.

A los ganaderos nos tienen como cromos que intercambiar a su antojo.

Ellos hablan y se dicen: yo te dejo estos ganaderos en esta zona si tú me dejas estos otros en la otra que me viene mejor ahora.

España es una de las grandes potencias ganaderas de la Unión Europea, sin embargo, la situación de los ganaderos es, como estás comentando, delicada y en claro declive. ¿Cuál crees que es el motivo? ¿Qué opinión tienes de la industria ganadera de nuestro país en comparación con otros países?

Cuando se implantó el sistema de cuotas, las explotaciones ganaderas de España teníamos mucho que aprender de nuestros vecinos europeos, por ejemplo, de Francia, del tipo de ganaderías que había allí, de cómo las manejaban… A día de hoy, puedo asegurar que las ganaderías españolas productoras de leche no tienen nada que envidiar a las de ningún país europeo, ni en cuanto a equipamiento, última tecnología, diseño, estructura y manejo, etc.

Sin embargo, nuestra situación no es la de otros países europeos, quizá porque la industria láctea esté mejor estructurada fuera, o tienen gobiernos y administraciones que se toman más en serio al sector primario. El precio por litro de leche que cobramos en España los ganaderos es uno de los más bajos de Europa, a pesar de ser un país deficitario en leche. Aun así los ganaderos productores percibimos menos por el litro que nuestros vecinos franceses, por ejemplo, que tienen el caso inverso.

Lo cierto es que en España la oferta y la demanda no existe en este sector.

¿Qué papel están jugando las asociaciones de ganaderos en todo este proceso de reclamación?

Depende. Hay algunas organizaciones agrarias que creen más en el ganadero y han apostado por nosotros. Es el caso de UCCL, por ejemplo, que creyeron en los ganaderos desde el principio y colaboran activamente, por ejemplo, con ESKARIAM, para seguir adelante con esta reclamación contra el cártel de la leche; u otras como Uniones Agrarias también están defendiendo al sector ganadero. Luego están otras que básicamente ha dicho a los ganaderos que se busquen la vida porque ellos ahí no iban a entrar.

Y desde las administraciones públicas, ¿qué tipo de apoyo y mensajes están recibiendo los ganaderos?

Concretamente desde Castilla y León, donde yo vivo, tenemos apoyo. En nuestras Cortes Regionales se presentó una moción de apoyo total y absoluto a los ganaderos en el caso del cártel de la leche, e incluso ofrecieron asesoramiento si queríamos ir más allá y contar con el gobierno regional.

¿Qué le dirías a todos aquellos ganaderos que se han visto afectadas por el Cártel de la Leche, muchos de ellos teniendo que cerrar sus explotaciones y que todavía no han reclamado?

Lo primero que les diría es que sean valientes, que den un paso al frente, que presenten su reclamación y que tengan en cuenta que la industria en su momento decidió pactar precios y por ello se han llevado por delante a miles de ganaderos de este país sin que les haya temblado el pulso. Los ganaderos no deberíamos tener en cuenta nada más y hacer lo mismo: que no nos tiemble el pulso. Si debido a esto desaparece alguna industria láctea, el resto seguro que se lo piensa dos veces. Por lo tanto, mi mensaje es claro: que sean valientes y reclamen lo que es suyo, que se lo han robado y nos lo han dejado de pagar durante años.

*ESKARIAM no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta entrevista.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos?

Consulta y estudio de viabilidad gratuitos. Nos encargamos de todo el proceso. Solo cobramos si tu ganas.
Contacta con nosotros